Aprende Cómo Funciona El Submarino Clase USS Virginia?

Aporta un comentario

¿Que es y cómo Funciona y que obstaculo se vencio para que sea factible el USS Virginia?

Este nuevo mega submarino ha dado lugar a una nueva categoría la categoría Virginia es asombroso el USS virginia es el primero de esta categoría y tiene unas características increíble es el submarino más avanzado y polivalente del mundo está considerado el Ferrari de los submarinos.

También te puede interesar: Transbordador Espacial: Que Es Y Cómo Funciona?

Su tripulación está formada por los mejores hombres de la marina estadounidense y tienen que serlo porque se trata del submarino más complejo construido.

¿Como es el Funcionamiento del Submarino de Ataque USS Virginia?

Es un arma incomparable, puede atacar a otros buques usando devastadores torpedos o lanzar misiles a 1.600 kilómetros tierra adentro con una precisión exacta.

Para escapar de sus enemigos puede sumergirse a una profundidad de hasta 240 metros pero lo que lo sitúa en una categoría aparte de su impresionante capacidad de espionaje.

Está considerado como el mejor espía que existe y con motivo; el Submarino Virginia incorpora los sensores más sofisticados que se han instalado nunca en un submarino ve y oye mejor que cualquier otro submarino de la marina.

Cómo se Construyó el USS Virginia

Pero incluso con semejante tecnología el virginia tiene que acercarse lo más posible a sus enemigos en potencia y así lo hace.

Emplea un revolucionario sistema de navegación que le permite calibrar al centímetro sus movimientos en aguas poco profundas hasta alcanzar las coordenadas exactas.

Lo relevante del USS Virginia y su capacidad para avanzar despacio manejando sus ocho mil toneladas a sólo medio metro del fondo del mar puede moverse centímetro a centímetro.

Igual que el sigiloso avión steel tiene la capacidad de pasar desapercibido pero a diferencia del caza el virginia puede permanecer inmóvil en el agua hasta tres meses y es necesario

Podríamos quedarnos días y semanas parado sin que nadie reparara que estamos ahí es un submarino inigualable con tal potencial de espionaje no existe mejor instrumento para recabar información que el USS Virginia 

También puede desplegar tropas de élite como los Navy Seals en cuestión de minutos su capacidad de adaptación lo hace único en su especie el uss virginia es una criatura marina muy pesada con 7.800 toneladas pesa tanto como 1.600 orcas.

Es un monstruo que mide 115 metros, para situarnos la estatua de la libertad a su lado el virginia seguiría sobresaliendo 22 metros.

Pero cómo se puede mover semejante bestia debajo del agua recibe su impulso dinámico de un reactor nuclear.

El diseño y el funcionamiento del reactor son confidenciales, pero sabemos que genera una potencia impresionante.

Un reactor nuclear compacto convierte el agua marina en vapor. El vapor sobrealimentado hace girar unas enormes turbinas que impulsan el submarino, el reactor también hace funcionar todos los sistemas eléctricos de este submarino de alta tecnología

Es más el reactor nuclear del virginia tiene una vida estimada de 30 años lo que significa que puede permanecer tres décadas sin repostar combustible es el doble de vida que la media de los reactores nucleares de los demás submarinos de guerra hoy el USS Virginia representa todo un triunfo.

Pero hace una década su futuro y el de todo el programa de submarinos en Estados unidos era algo oscuro; hay dos grandes tipos de submarino en la armada estadounidense:

El primero son los submarinos balísticos de mar abierto éstos poseen una única misión transportar misiles nucleares que pueden lanzarse objetivos de cualquier parte del mundo.

Y el segundo: son los submarinos de ataque diseñados para moverse de prisa hundir barcos o lanzar misiles de crucero y recabar información que está haciendo

Antes del Virginia la categoría de submarinos más avanzados era la Clase SeaWolf, diseñar y construir el primer submarino costó más de 5.000 millones de dólares.

Con ese dinero ya no trabajaría. Fue desarrollado durante la guerra fría para posibles enfrentamientos en altamar contra la armada soviética.

Pero a principios de los 90 el clima político cambió drásticamente la unión soviética se desmoronó, el archienemigo de Estados Unidos desapareció la costosa carrera armamentística ya no tenía sentido en el nuevo orden internacional los presupuestos de defensa se recortaron.

Todas las áreas del ejército vieron sus fondos mermados los submarinos de la categoría SeaWolf. dejaron de ser necesarios.

Pero a lo largo de los años 90 surgieron nuevos enemigos de Estados Unidos y sus aliados pequeños grupos terroristas y países como Irak o Somalia obligaron al ejército a replantear su política

Analizamos los peligros actuales la mayor parte proceden de países del tercer mundo países pequeños a cuyas costas quizás era necesario trasladar la guerra hay que poder organizar las campañas de sus litorales.

Qué sentido tiene una marina poderosas y los terroristas no tienen efectivos navales, ¿para qué necesita submarinos de la armada estadounidense? es una buena pregunta que fue debatida al más alto nivel.

En los años 90 hoy en día los militares necesitan más que nunca estar bien informados de la actividad enemiga pero estados unidos ya dispone de sofisticados aviones y satélites pueden observar con todo detalle a kilómetros de altura reconocen mejor el terreno y dispone de un sistema de espionaje superior.

¿Qué ventaja puede ofrecer un submarino?

Lo cierto es que los submarinos tienen mucho que ofrecer la marina sabe que si se les dota con nuevas tecnologías pueden permanecer en aguas poco profundas sin ser detectados, es más estos súper espías pueden permanecer ocultos durante meses.

Si este nuevo submarino vigila al enemigo y permanece junto a él puede constituir un gran activo, en 1995 el congreso y el senado aprobaron construir una nueva categoría de submarinos de ataque.

La marina impuso a sus diseñadores unas reglas estrictas esta nueva categoría debía disponer de una asombrosa capacidad de espionaje y de navegación en aguas poco profundas.

Debía poder permanecer inmóvil durante días y desplegará armamento de alta tecnología sobre el enemigo donde quiera que se necesitase y además tenía que poder desplegar tropas de élite como los Navy Seals.

El nuevo súper submarino debía maniobrar sigilosamente y desaparecer bajo el agua hasta tres meses seguidos eran unos requisitos muy exigentes que se vieron complicados por una petición más tenían que construirlo en un año menos de lo que tardaba un Sea Wolf.

Y por si fuera poco debía costar un 20% menos con tantas limitaciones hubo muchas empresas de la industria submarina que creyeron que era un proyecto imposible.

"Creo que reaccionamos pensando que nunca se había logrado nada igual y que no sabíamos cómo hacerlo" Will Lennon Director del Programa USS Virginia.

Si la armada lograba tener éxito total y Estados Unidos con una poderosa arma pero si fracasaba sus submarinos quedarían en entredicho.

En 1996 Estados Unidos necesitaba investigar a sus nuevos enemigos terroristas la armada insistía en que los submarinos podían contribuir a esa espinosa guerra urbana. Decían poder construir una nueva categoría de submarino mayor mejor más silencioso y más letal.

Pero había un problema enorme debían construirlo en menos tiempo y por mucho menos dinero que otros un marino bélico anterior el Sea Wolf con tales restricciones el proyecto tenía más posibilidades de hundirse que de flotar.

La marina decidió proponer el proyecto a una empresa de confianza Electric Boat con sede en Broutón en Connecticut esta empresa lleva más de un siglo diseñando buques y submarinos para la armada estadounidense el primer submarino que construyeron fue el USS Holland en 1900.

El USS Holland revoluciona la armada estadounidense y fue el principio de una tradición de más de un siglo en la construcción de submarinos.

la experiencia de Electric Boat no tenía parangón pero algunas autoridades gubernamentales tenían dudas de que semejante desafío fuera viable a pesar de las advertencias electric boat se avino a diseñar y producir la nueva categoría Virginia.

¿Cómo se usó la tecnología 3d para Construir el USS Virginia?

Pero para que saliera más barato que el Sea Wolf tuvieron que cambiar por completo la manera de construir submarinos y empezó trabajando con papel y madera hasta entonces los planos se habían dibujado sólo en papel.

"Las categorías anteriores de submarinos se diseñaban históricamente como cualquier otro gran proyecto de construcción sobre planos de dos dimensiones" John Sedor Jefe de Astilleros de  USS Hawaii

Pero el problema de los planos en 2d es que los distintos diseñadores no siempre visualizando el concepto igual si dos ingenieros del mismo departamento terminan compitiendo por el mismo espacio pueden producirse largos y costosos retrasos.

Con un presupuesto y un plazo tan ajustados no pueden permitirse un error así y podría ser el factor que imposibilitar su viabilidad, por eso el equipo necesita una solución distinta y recurre a la nueva tecnología asistida por ordenador que permite visualizar la maqueta en tres dimensiones.

De ese modo cada departamento podía consultar rápidamente los progresos si funcionaba ahorrarían una fortuna y contribuiría a diseñar un submarino más eficiente; pero sí no el nuevo submarino estaría abocado, al fracaso finalmente el presidente de Electric Boat decide asumir el riesgo.

"Llegó y dijo que se llevasen todas las mesas de dibujo de la empresa y nos dijo que continuaremos con los ordenadores" Bill Giustini Diseñador de Circuitos Electrónicos

Antes de la categoría Virginia cuando un submarino se diseñaba sobre papel, los ingenieros aplicaban una maqueta a escala real de los planos para comprobar que todo encajaba.

Pero gracias al diseño por ordenador pudieron emitir ese paso y todas las pruebas se realizaron sobre la pantalla del ordenador.

Fue el primer submarino de la armada estadounidense diseñado completamente por ordenador, mediante un programa informático cuya tecnología ya estaba completamente probada.

Se trataba del programa Katia usado efectivamente en el diseño de aviones de la empresa Boeing, Electric Boat consideró que había suficientes similitudes entre el fuselaje de un avión y un submarino como para arriesgarse.

Resultó ser la decisión acertada los diversos diseñadores tenían acceso al modelo digital en 3d eso permitía a los ingenieros trabajar en el mismo espacio al mismo tiempo y así podían visualizar todos los planos y asegurarse de que los suyos no interferían en el resto

Todas las partes del submarino se examinaron con el fin de obtener la misma funcionalidad diseñarlo con ordenador permitía encajar más eficientemente los sistemas y componentes.

¿Como Ahorro El USS Virginia Millones de Dólares usando a Ergo Man?

El siguiente reto de los diseñadores fue crear espacios para las personas, los trabajadores necesitaban espacio para montar sus instalaciones y los marineros para trabajar; así que para garantizar unos espacios adecuados los diseñadores agradecieron la ayuda de este individuo.

Les presentó a Ergo man; Ergo man es una imagen generada por ordenador de un ser humano que viene en tres tallas virtuales: 1.70 cm,  1.80 cm y 1.90 cm, Ergo man puede reproducir cualquier movimiento que realice un humano.

Entonces cuando se diseña un espacio que nos resulta ergonómicamente correcto porque requiere un movimiento que no es humanamente posible, ergo man avisa los diseñadores coloreado de rojo esa parte del cuerpo de modo que puedan ajustar a su medida el espacio a proyectar.

Esta revolucionaria tecnología ahorraría la empresa millones en costes y planos también garantizaría que la tripulación operará con el máximo rendimiento.

La tecnología informática también fue útil en otro aspecto crucial el futuro del armamento militar es incierto para afrontar esa incertidumbre el submarino tenía que ser capaz de adaptarse a nuevas situaciones tenía que poder amoldarse a cualquier innovación en materia militar.

Para potenciar su adaptabilidad los diseñadores crearon lo que se denomina un diseño modular, que incorporaba una arquitectura de sistema abierto.

Lo que significa que el esqueleto de su estructura contenía grandes espacios diáfanos esos espacios podrían alojar módulos prefabricados y sistemas armamentísticos o sonares

Estos módulos se podrán insertar fácilmente como una sola unidad. Está modularidad permitía versiones futuras del virginia que albergarían en su interior cualquier nuevo tipo de armamento.

Tecnología que se desarrollará sin tener que alterar la distribución existente y no haría falta incurrir en costos o submarinos a medida de los nuevos avances.

Significaba una notable reducción en el coste de producción si todo salía bien el Virginia se convertiría en el submarino más extraordinario que ha dominado los mares pero diseñarlo era una cosa y hacerlo realidad otra muy distinta.

Con un presupuesto todavía más ajustado que el de los anteriores submarinos constituye un gran reto y además surge otro problema después de haberse gastado millones en el diseño a la marina se le estaba acabando el dinero para su construcción.

Parecía que el nuevo Virginia no iba a salir nunca a la superficie. La marina acometía un nuevo proyecto a gran escala la construcción de una nueva categoría de submarino que sería más polivalente que ninguno de los existentes

Pero debía construirse en menos tiempo y por menos dinero que su antecesor submarino de ataque el Clase Seawolf.

Electric Boat se había encargado ágilmente y con éxito del diseño y el desarrollo y por primera vez un submarino estadounidense se proyectaba completamente por ordenador; era un logro extraordinario pero existía un problema.

El presupuesto de la armada para el programa Virginia se estaba agotando ya que yo podía significar el naufragio del proyecto antes de haberse hecho a la mar, pero Electric Boat toma una decisión sin precedentes en su historia.

La unión de dos Gigantes Navales

Durante años la empresa había competido con Northrop Grumman Newport News otro gigante de la industria naval ahora Electric Boat.

Propone aunar esfuerzos a su eterno rival y hacer algo que no se había producido nunca construir conjuntamente un submarino confiaban en que la suma de recursos e ingenio les permitirían trabajar más deprisa y con más eficacia.

La alianza propuesta permitiría ahorrar hasta 700 millones de dólares del coste estimado, pero serían capaces estos dos adversarios de dejar a un lado sus diferencias y colaborar en un mismo proyecto.

¿Como se las arreglarían para repartir el trabajo entre los dos?, nunca se había intentado; antes pero la alianza debería funcionar, no tenían otra elección porque la marina se había quedado sin dinero.

Construir un súper submarino en menos tiempo y a un coste menor, sólo sería posible si las dos empresas rivales colaboraban, era un proyecto colosal y arriesgado si no triunfaba podría significar el fin del programa de submarinos estadounidenses.

La marina necesitaba demostrar el valor de los submarinos en el cambiante mundo actual las dos empresas de la alianza convinieron que la única forma de llevar el proyecto a buen puerto era evitando cualquier tipo de retraso.

Una fuerte demora eliminaría los costes ahorrados pero semejante eficiencia en su construcción no conocía precedentes.

¿Era un proyecto demasiado ambicioso? ¿estaba destinado a fracasar?.

La construcción comenzó por fin en 1998; como toda construcción de submarinos empezó por la sección más crucial el casco, aquí es donde se alojan la tripulación y el armamento.

Si no es lo bastante fuerte se pondrán en juego las vidas de cientos de hombres, además de una inversión multimillonaria no sólo sería un error costoso sino una catástrofe nacional. En consecuencia el casco de este submarino no sólo está hecho de acero.

Debe resistir una presión increíble la categoría virginia debía poder sumergirse a más de 240 metros, allí el enemigo no podría localizarlo y gozaría de la máxima seguridad y protección contra la detección en el ataque.

No obstante a esas profundidades la presión es inmensa así que el casco de acero debe resistir una presión de hasta 26 kilos por centímetro cuadrado.

Lo que equivale a sujetar en un plató todo el peso de un elefante. Era crucial fabricar un acero que resistiese esa presión la fabricación de este material especial es un secreto militar pero basta con decir que es fuerte.

Excepcionalmente fuerte, el siguiente problema estribaba en doblar un acero tan duro usaron una máquina llamada Hugh Smith capaz de ejercer hasta 5.000 toneladas de presión, 30 veces más de la que una  máquina apisonadora de coches.

Un enorme tambor doble está forma las grandes placas de acero y una vez moldeado el acero se monta en una estructura y posteriormente se suelda en forma de cilindro es una fase crítica.

En el pasado era una labor propia de soldadores manuales, pero la presión submarina es tal que el más mínimo soldaje defectuoso podría acarrear un desastre.

 la única posibilidad fueron los robots, estos robots soldadores trabajan las 24 horas y rara vez cometen errores.

"Los soldajes que se efectúan en esta fase suelen estar bien al 99 por ciento con lo cual cuando se inspecciona sólo se encuentra un 1% defectuoso"

 Es un proceso costoso pero la importancia de esta fase lo requiere para comprobar que los soldados son perfectos emplea una máquina de rayos x.

Cualquier información como burbujas de aire en la costura del soldaje puede bastar para debilitar el casco que podría ceder ante la fuerte presión submarina.

Si la inspección de rayos x revela cualquier defecto se subsana cuidadosamente aunque parezca mentira una vez que las costuras están perfectas los soldajes quedan unidos por un vínculo aún más fuerte que el propio acero.

Es un hecho tranquilizador cuando se navega 240 metros de profundidad, una vez que se han terminado las secciones separadas del casco se construye el esqueleto cuando se procesa el acero se fabrican los suelos, paredes y todas las secciones que comprenden el armazón.

De nuevo la robótica reduce los errores y acelera el proceso es un aspecto crucial para dos empresas desesperadas por recortar costes. Cuanto mejor sea en las herramientas más rápido se trabajará, una de esas herramientas es la fresadora.

Específicamente construida para acelerar la construcción del Virginia, el monarca es una máquina gigante tipo grúa capaz de perforar y fresar una pieza de acero desde diversos ángulos eliminando muchos pasos.

Hace 30 años se trabajaba con sopletes y hoy con la tecnología se trabaja con datos electrónicos por ordenador que dan instrucciones a las máquinas es alucinante.

Este asombroso marcador láser es uno de los robots de montaje de esta generación, está diseñado para eliminar el error humano, está programado para obedecer a un diseño por ordenador con precisión milimétrica.

Pero funcionará toda esta tecnología es la primera vez que se aplica en la construcción de submarinos, la máquina superan los controles de calidad con creces.

Que no es más que una de las muchas innovaciones con las que cuenta el submarino de momento el proyecto marcha bien ahora toca cortar el acero ¿pero cómo se corta un acero tan fuerte?.
Usan una enorme y potente máquina cortadora de abrasión por chorro de agua.

corte-por-chorro-para-acero-del-virginia
Corte por Chorro de Agua

El chorro constante de agua que despide actúa como propulsor de granate que corta el acero, la ventaja de cortar acero con un chorro de agua es que ninguna zona se ve afectada por el calor y se evitan las imperfecciones causadas por la expansión y la contracción y la fundición.

Aunque el granate no es el abrasivo más fuerte que se puede utilizar se considera óptimo porque es lo bastante duro para cortar sin ocasionar demasiado desgaste al cabezal del chorro de agua.

El potente chorro de agua golpea el acero a una presión de 30.000 kilos por centímetro cuadrado con eso se corta una sección de acero de 30 centímetros de grosor, una vez cortadas las secciones se sueldan en su sitio.

Así se forma el esqueleto del submarino, mientras se construyen estas secciones se fabrican otras secciones modulares los receptáculos para la tripulación y el arsenal se fabrican fuera del submarino antes del ensamblaje.

Eso facilita la construcción y permite su inspección antes de instalarlos, el módulo de mando de control del virginia es el más complejo de todos es el cerebro del submarino donde se ejecutan las funciones cruciales y se supervisa todo también los asombrosos sistemas de armamento.

si una parte del módulo fallará el submarino entero podría quedar inoperativo y acabar su travesía en el fondo del mar, aunque todavía no se ha integrado en el submarino ya es funcional, se someterá a pruebas hasta que las pase.

Por ahora la construcción se ciñe al plan previsto pero de pronto tienen un gran contratiempo los ordenadores, el ejército de Estados Unidos se vanagloria de diseñar y construir con ordenadores.

Caben en espacios muy pequeños y están diseñados para resistir impactos pero son caros y pesados si no reducen los costes de esta tecnología, no respetaran el presupuesto sólo les queda una solución utilizar ordenadores comerciales.

Conocidos en la marina como COTS, el problema de la tecnología comercial es que es delicada y no está especializada para encajar en espacios predefinidos así que la marina los creó, no no son cabinas de teléfono recicladas son receptar los integrados estructuralmente llamados "sie" una de las novedades del virginia

Por rudimentarios que parezcan estos armazones son una gran innovación a la hora de reducir costes,

"y es notablemente distinto y ahora vienen vendedores a traer los equipos comerciales que instalan en estos sie y de hecho arreglan el sistema y lo alimentan al tiempo que se hacen las pruebas del sistema.

Todo esto es nuevo en los astilleros salíamos usar hardware militar mucho más caro pero el tiempo de desarrollo y el tiempo del vendedor eran un obstáculo enorme para el cliente y ahora esto supone un gran cambio" John Chaffe Encargado Sistemas Electrónicos

Ahorrará mucho tiempo y dinero pero qué sucederá si se equivocan especialmente durante un combate es un gran riesgo, pero si funciona será el mayor ahorro de costes en la construcción de submarinos.

Por tanto los elementos separados del virginia, los sistemas modulares, las estructuras internas y la estructura exterior se construyen con eficiencia.

Pero estas secciones separadas todavía no se han integrado en el submarino y sin tener el submarino acabado los marineros destinados al virginia no podían subirse a bordo para familiarizarse con su funcionamiento.

No obstante necesitaban saber manejar sus sistemas operativos únicos para poder hacerse cargo del submarino a tiempo.

¿Y cómo se preparan los marineros destinados a un submarino que aún no está terminado?

 La armada tuvo que actuar con creatividad para asegurarse de que el elemento humano del virginia estuviera también equipado como este mega submarino  ya que de él dependía que la misión se hundiese o flotase.

el USS virginia era un mega submarino en obras que nunca se había construido anteriormente así que su tripulación no disponía de la experiencia necesaria y antes de probarlo en el mar el nuevo submarino debía ser comprobado a fondo con su tripulación a bordo.

Para operar la nueva clase de submarinos era necesaria una formación única pero como era nueva nadie conocía bien su funcionamiento al igual que el resto del proyecto supuso otro desafío a resolver, la formación comenzó con la pesadilla de todo tripulante de submarino en unas instalaciones falsas.

Como una sala de máquinas en la que se simula una inundación aunque el submarino no se esté hundiendo de verdad.

A los marineros le resulta de lo más real saben que una inundación es perfectamente posible y que la única manera de sobrevivir a ella es impedir que entre el agua inundación en la sala de máquinas.

Cuando un submarino empieza a hundirse la situación se convierte en una carrera contrarreloj para salvar la vida controle la inundación acudan a la sala de máquinas en la batalla el submarino no puede salir a la superficie porque sería un blanco fácil.

"deben concentrarse en la fuga de agua más grande y dejar las pequeñas para después" si entra demasiada agua el submarino absorbe demasiado peso y se queda varado permanentemente en el fondo del océano.

Los hombres no pueden escapar por la escotilla porque la presión del agua es tal que los aplastaría y si no logran detener las fugas de agua se quedan atrapados vivos en un ataúd de hierro.

 Estos marineros actúan bajo la atenta mirada de sus comandantes, para tapar pequeñas fugas de las tuberías los marineros colocan parches que sujetan con cuerdas para fugas más grandes parchean los agujeros con chapa redondas de metal que se sujetan con tiras metálicas.

Los comandantes confían en que sus marineros mantengan la calma y no se distraigan, por suerte tras una rigurosa y estresante batería de pruebas estos marineros reciben el visto bueno de sus jefes.

Son hombres con quienes se puede convivir durante meses dentro de un submarino y de eso se traza tienen que compartir un espacio mínimo y reaccionar bien frente al peligro.

No pueden tener claustrofobia todo marine destinado a bordo del USS Virginia o de cualquier otro submarino ya sea el capitán o el cocinero ha de saber controlar una fuga de agua porque cuando surge una emergencia todas las manos son pocas.

Pero la tripulación también debe entrenarse para algo más que situaciones de emergencia.

formarse para las tareas específicas que les asignan cómo operar el timón o el zona han de estar familiarizados con el sistema operativo del submarino el sonar y la navegación se ha mantenido siempre separados debido al ruido.

Pero para ahorrar espacio y gracias a la tecnología ambas disciplinas sean englobado en el mando por primera vez. Pero antes de comenzar los ensayos en el mar los especialistas deben acostumbrarse a trabajar en equipo.

Como no existía alternativa la marina accedió a construir un simulador,cada detalle de este simulador de alta tecnología es una réplica de la sala de control del submarino es un simulador único específico para la categoría Virginia.

Por primera vez la tripulación tenía en sus manos los mismos mandos del Virginia, una peculiaridad la que tuvieron que acostumbrarse los técnicos de sonar fue trabajar junto a sus compañeros el sonar siempre ha funcionado en una sala aparte para evitar interferencias sonoras.

sala-sónar-uss-virginia

Pero los técnicos del sonar del Virginia tuvieron que acostumbrarse a trabajar en la sala de control y compartir el espacio, una vez superadas las reservas iniciales el equipo del sonar se dio cuenta de los beneficios de trabajar con el resto.

Al final les beneficia a todos ya que al supervisor del sonar le proporciona una visión táctica más amplia de lo que hace el submarino. Los sistemas operativos de este mega submarino son altamente avanzados y muy diferentes de otros submarinos de la flota.

En el simulador los marineros vivieron su primera experiencia con una innovación revolucionaria, por primera vez se construya un submarino estadounidense sin periscopio. Normalmente los periscopios extienden sobre la superficie del mar y mediante un sistema de espejos permiten ver el horizonte.

Pero el espía más moderno necesitaba tener una visión mucho más completa de su entorno, en lugar de un periscopio lleva una máscara con multi sensores y cámaras que reciben imágenes de todos los lados.

Estos sensores denominados fotónicos están conectados a diversos monitores de la sala de control, por primera vez en la historia todos los que se hayan en la sala de control pueden observar la superficie.

Y cómo están todos en la misma sala la comunicación es mucho más fluida, mientras la tripulación se entrenaba para sus puestos la construcción del mega submarino tocaba a su fin.

Se instalaron en el casco los elementos internos que lo alojan y después lo montaron pieza a pieza hasta que emergió un submarino completo.  En agosto de 2003 el USS Virginia ya estaba listo para su botadura.

Contra toda expectativa la alianza entre las dos empresas había dado su fruto, habían fabricado un nuevo submarino extraordinario más avanzado tecnológicamente que ninguno.

Es una hazaña asombrosa pero de momento cualquier celebración sería prematura a menos que todo salga bien el proyecto podría acabar siendo un fracaso, se sometió al Virginia una serie de pruebas en el mar.

Tenía que demostrar su valía donde de verdad contaba en el océano, en el pasado los submarinos a menudo sufrían problemas durante la fase de pruebas resultaban ser muy costosos en tiempo y dinero.

El USS Virginia se ha construido con métodos revolucionarios se había ahorrado mucho tiempo y presupuesto pero para ser un éxito no podía cometer fallos en las pruebas porque el proyecto entero se descalabraria.

La construcción del nuevo USS Virginia había concluido se había tardado seis años y había costado miles de millones de dólares pero aún así era menos tiempo y dinero que su antecesor el Sea Wolf era un logro faraónico que en sí mismo no significaba nada a la hora de la verdad estaba por llegar.

Si se descubriera algún fallo la enorme inversión caería en saco roto y se tardaría años en subsanar las deficiencias con lo cual se hundiría la viabilidad financiera del proyecto, podría incluso arrastrar a la ruina a toda la división submarina.

En el pasado era común detectar problemas en esta fase de pruebas pero este proyecto no podía permitírselo era una cuestión de vida o muerte para la categoría Virginia.

En agosto de 2003 el USS Virginia finalmente se botó durante los siguientes meses fue sometido a una batería de pruebas conocidas como pruebas alfa, es cuando las cosas pueden fallar y frecuentemente fallan.

En otra época los submarinos disponían de tiempo para reparaciones pero en el clima político y económico actual los astilleros y la armada no se lo pueden permitir, El Virginia debía probar con matrícula.

Cuando el USS Virginia zarpó en su travesía inaugural el capitán y la tripulación comenzaron a comprobar todas sus funciones, había que probar toda la tecnología y empezaron por el sonar, es la forma tradicional de visión de un submarino incluso en aguas turbias.

Es un sistema basado en la transmisión y la recepción su elemento principal es la esfera del sonar que se aloja en el morro del submarino la esfera está revestida de cientos de hidrófonos que actúan como y dos de la nave se llaman sensores pasivos y su tarea es escuchar todos los sonidos del exterior.

Un bafle gigante protege la esfera del sonar de interferencias internas la esfera del sonar también tiene lo que se denomina capacidad activa que consiste en la emisión de pulsaciones de sonido y la recopilación de una imagen clara del entorno basándose en el rebote de las ondas acústicas.

Además de la esfera de la proa y tres solares a cada lado que proporcionan una visión mucho más completa de lo que rodea al submarino.

También hay otros sonar que se puede soltar desde la popa y remolcar con un cabo, es la zona del submarino que constituye su punto ciego y resulta más vulnerable a los ataques.

Como el virginia fue concebido para navegar en aguas poco profundas, es probable que se encuentre con campos de minas puestos por el enemigo para impedir el paso de otros navíos por sus aguas territoriales.

Estas minas suelen situarse diseminadas por el agua ancladas en su posición mediante cadenas, a causa de ese peligro el USS Virginia es el primer submarino de la flota estadounidense provisto de un dispositivo en la barbilla.

Que en combinación con otro dispositivo situado en la vela ofrece una visión más ajustada de lo que se encuentra delante y resulta muy eficaz para avistar minas para evitarlas o detonarlas a una distancia segura antes de chocar contra ellas.

El sistema de sonar del Virginia paso estas pruebas con nota alta.

Otra característica definitoria de la categoría Virginia que le permite adaptarse a las aguas poco profundas es la precisión de su navegación,  al igual que los otros submarinos emplea hélices para ajustar la velocidad timones y alerones para virar y lastre para subir y bajar.

Para bajar suelta y de los tanques de lastre y lo rellena de agua, por el exceso de peso el submarino se hunde para subir bombear aire a presión en los tanques de lastre y expulsa el agua con la pérdida de peso el submarino sea ligera y extiende también se puede bombear agua en diversos tanques para mantener el submarino en equilibrio.

Son herramientas comunes a todos los submarinos estadounidenses lo que singulariza el Virginia es que todas están controladas por el mismo programa central, si el Virginia tuviese que aparcar en el fondo del mar las corrientes y las mareas lo arrastrarían, pero gracias a su capacidad de flotación automatizada puede permanecer inmóvil a corta distancia del fondo y contrarrestar las corrientes y las mareas.

 la habilidad única del Virginia de permanecer inmóvil en una posición es otra gran innovación porque si el submarino no se mueve las fuerzas de élite como los Navy Seals pueden entrar y salir nadando fácilmente por su escotilla.

No existe ningún submarino estadounidense con esa capacidad para desplegar tropas y ninguno dispone de una zona específicamente diseñada para esas tropas

Este compartimento para nueve hombres permite a un equipo entero de Navy Seals entrar y salir del submarino. Una vez fuera pueden coger el material que necesitan para su misión en las taquillas situadas en la estructura en forma de aleta que hay en la parte superior de la nave.

Y entonces están listos para desembarcar sigilosamente y si los Navy Seals necesitan fuego de cobertura el Virginia puede cubrir les más que de sobra, pues va armado hasta los dientes lleva doce lanzaderas de cohetes para disparar misiles de crucero tomahawk.

Capaces de destruir un objetivo estratégico a 1.600 kilómetros de distancia, además dispone de cuatro tubos de lanzamiento de torpedos preparados para eliminar cualquier amenaza. Incluso si lo necesita el Virginia puede desaparecer.

Para evitar que lo detecten está diseñado para maniobrar en completo silencio, incorpora un conducto gigante alrededor de la hélice para silenciar el ruido y toda la estructura del casco está cubierta por un revestimiento de goma que lo hace más hidrodinámico.

Se parece mucho a conducir un coche a gran velocidad por la autopista si llevas las ventanas bajadas no se oye bien la radio porque hay mucho ruido.

En el Virginia cuando vamos muy deprisa tampoco podemos oír nuestros propios sensores por eso es importante que el submarino sea lo más silencioso posible además de hidrodinámico para poder escuchar lo más posible sin hacer ruido al navegar.

Sin la combinación de esas técnicas reductoras del ruido el USS Virginia no podría escuchar sus propios sensores la eliminación de los ruidos le permitió ir todo lo que le rodea.

Tras efectuar numerosas operaciones con todos los sistemas tecnologías y miembros de la tripulación el Virginia concluyó las pruebas alfa al asombro y alivio de todos el USS Virginia había superado los ensayos con creces.

"Fue estupendo ver volver al Virginia de las pruebas Alfa y que el almirante que se bajó del nos dijera que las había superado sin un solo fallo.

Le había satisfecho mucho el diseño volvieron con una escoba en la vela que para nosotros significa que está limpio"  John Chafee Encargado de Sistemas Electronicos de Electric Boat.

Un examen limpio significa que la nave ha superado todas las pruebas pero es una de sus muchas proezas.

Normalmente cuando se construye un submarino nuclear se prevee un año de pruebas y otro año de reparaciones, pero como el Virginia superó también las pruebas no fue necesario llevar a cabo ninguna reparación.

El USS Virginia se considera un hito en la historia de los submarinos, el diseño y la construcción tuvieron tanto éxito que pudo entrar en servicio un año antes de lo previsto

La preparación del Virginia demostrado que el método de diseño por ordenador es el mejor para esta nueva categoría de submarinos.

Las nuevas tecnologías junto con los recursos de los astilleros rivales formando mismo equipo produjeron un submarino menos costoso y con más utilidades.

Cuando está en aguas poco profundas puede servir de base de operaciones a tropas en tierra y participar en actividades militares terrestres, sus nuevas utilidades se convierten en algo más que un buque de guerra concebido para enfrentarse a armadas enemigas.

En alta mar. el USS Virginia es el primero de una nueva categoría de submarinos.

Los conflictos que esta nueva generación de submarinos está destinada a afrontar en las próximas décadas son impredecibles y puede que muchas de sus misiones nunca salgan a la luz porque seguramente serán secretas.

Lo que sí se sabe es que sea cual sea su destino el USS Virginia está preparado para responder a la llamada del deber.

También te puede interesar

0 comentarios:

Publicar un comentario